Servandus Verditii

Servandus Verditii, magus Ordinis Hermae

Description:
Bio:
Apariencia física, carácter y psicología

De baja estatura, pelo descuidado y un olor corporal potente, Servandus no suele referirse a sí mismo demasiado,

Trasfondo

Servando no suele hablar mucho de sí mismo, sino más bien a su Magna Opera, única obsesión que lo mueve y lo obsesiona. Tácito compañero, pasa horas y horas envuelto entre sus textos de laboratorio y objetos mágicos, que acumula en un destartalado mueble. Los que lo conocen sabe que es uno de los magos de mayor edad en la Orden, de gran sabiduría y con una experiencia nada desdeñable.

Se sabe que Servando participó de manera activa en la Guerra de las Cruces, a la que, sin embargo, no se refiere. De hecho, es susceptible a referirse a ella.

Morada

Habita en el Castillo de Frías, donde ha sido capaz de establecer un juego de engaños e ingenios entre sus muros y pasillos. Allí lo conocen como “el viejo ermitaño”, “tocado por Dios”. Los lugareños intentan no molestar a tan santo hombre, por respeto, pero, sin duda, por temor de Dios.Bajo esta faceta de siervo de Dios (si bien él es cristiano convencido) Servando pasa desapercibido, lo que le permite dedicarse a sus estudios sin temor a levantar sospechas sobre los inquisidores de la Iglesia.

Historia

Amigo de los Bonisagus y respetado en la cada vez más exigua Orden de Hermes, Servando ha solicitado como favor especial que se le otorguen dos magos jóvenes, con intención de proseguir con su Obra.

Servandus Verditii

Frías Flavius Flavius